Vino Blanco sin Crianza

1566 resultados

Esta modalidad de vino blanco viene a comercializarse durante su primer o su segundo año de vida, sin que sea necesario almacenarlo durante mucho tiempo. Han de ser consumidos, por tanto, durante estos dos años a lo sumo, pues pasado ese tiempo no solo no mejoran, sino que van perdiendo poco a poco todas sus propiedades, llegando a perderlas por completo si transcurre un tiempo excesivo antes de su consumo.

1566 resultados

Filtros aplicados

356
195
42
20
17
215
136
136
115
110
99
91
86
74
60
60
52
52
41
31
26
21
19
17
14
12
9
9
7
7
6
6
5
5
5
5
5
5
4
4
3
3
2
1
1
1
1
1
1
249
205
188
75
71
50
44
41
40
39
35
33
31
29
28
22
19
19
17
16
16
15
12
12
11
11
10
10
10
9
9
8
8
7
7
7
7
6
6
5
5
5
5
5
4
4
4
4
4
4
3
3
3
3
2
2
2
2
2
2
2
1
1
1

Precios de vino blanco sin crianza

Hay 169 tiendas online que venden vino blanco sin crianza. Teniendo en el catálogo de vinos.wine 206 marcas diferentes que se incrementan hasta 1450 si incluimos sus respectivas añadas. Todos estos vinos blancos jóvenes pertenecen a cincuenta regiones y denominaciones diferentes, siendo Penedès la región con más vinos blancos jóvenes. La albariño es la variedad de uva más empleada en la elaboración del vino blanco sin crianza, utilizándose hasta otros cuarenta y cuatro tipos de uva diferentes. El precio mínimo de los vinos blancos jóvenes en vinos.wine parte de los 4.46 euros, llegando hasta los 390.00 euros por litro.

Mejores vinos blancos jóvenes

Selección de los diez mejores vinos blancos jóvenes. Marcas de vino blanco sin crianza elegidos por su alta valoración otorgada por los mejores expertos

Vinos blancos jóvenes con mejor relación calidad precio

Los diez vinos blancos jóvenes con mejor relación calidad precio.

¿Qué es el vino blanco sin crianza

El vino blanco sin crianza, también conocido como vino joven o vino cosechero, es aquel que se embotella luego de la fermentación alcohólica, sin pasar tiempo alguno en barrica o al menos no el suficiente como para poder considerarlo “crianza”.

¿Cómo se hace el vino blanco sin crianza?

Para la elaboración de los vinos blancos jóvenes, la uva es generalmente despojada de hollejos, pepitas y rabillos, a fin de que no maceren. No obstante, también hay modalidades en que se mantienen los hollejos hasta la fermentación, pues ello permite obtener más cuerpo y complejidad aromática. En todo caso, el vino blanco sin crianza se elabora el mismo año en el que se recolecta la uva. Se hace a partir del mosto de las uvas blancas, o también del de las tintas, siempre que en este último caso las uvas no tengan pulpa coloreada y no sean sometidas a maceración junto con sus hollejos.

La molturación conviene hacerla a bajas temperaturas, y en cuanto al estrujado y prensado de la uva, este debe ser suave para así obtener únicamente el mosto, sin arrastrar los sabores ácidos procedentes de las pepitas de los granos. También la fermentación ha de hacerse a baja temperatura, para evitar de este modo la volatilidad de los aromas. Una vez llevada a cabo la fermentación y filtrado, el vino ya está listo para su consumo.

Características

Sin dejar de tener en cuenta que los vinos blancos jóvenes pueden presentar diferencias sustanciales de unos tipos a otros, puede decirse que se trata, en general, de vinos con un cierto sabor afrutado, siempre en función del tipo de uva que se utilice en su elaboración, rápidos en boca y muy fluidos. Suelen ser, además, vinos con un grado de acidez que los hace muy apetecibles en estaciones cálidas, ya que acostumbran a ser más frescos que aquellos otros vinos que pasan tiempo en barrica. En cuanto a su aroma, este suele ser muy fresco, con efluvios de hierbas verdes y un punto suave de fruta madura.

El vino blanco sin crianza puede presentar diversos matices en cuanto a color. Lo más habitual es que tenga un tono ligeramente verdoso, aunque algunos vinos jóvenes elaborados con maceración en el mosto de los hollejos pueden presentar un color amarillo de mayor viveza, además de un aroma más intenso. Los vinos blancos jóvenes elaborados con uvas rojas pueden tener un tono rojizo apenas perceptible.

¿Con qué marida el vino blanco sin crianza?

Dado que se trata de vinos muy frescos, los blancos sin crianza maridan muy bien con el pescado, el marisco, las pastas y los arroces. El aroma suave y la agradable textura de estos vinos los hace también muy apropiados como complemento a ensaladas frescas. Es en todo caso un vino ideal para servir como aperitivo al inicio de las comidas.

Tratándose de mariscos, estos maridan a la perfección con vinos blancos jóvenes aromáticos, como pueden ser los Albariños gallegos, o con blancos espumosos. Si se trata de arroces, la elección más acertada sería una gama de blancos ligeros y secos, vinos ágiles en boca que, como tales, potencian el sabor del arroz. En el caso de pescados, hay que distinguir según sean pescados blancos o pescados grasos; a los pescados blancos les van genial los blancos sin crianza más ácidos, como los Verdejos o los Ribeiro; en cambio, a los pescados más grasos, como la trucha o el salmón, les vienen mejor vinos blancos mediterráneos o vinos frutales.