Vino Blanco con Crianza

346 resultados

La crianza de los vinos es una práctica que data del III milenio a.C. La necesidad de transportar el vino desde las viñas hasta las zonas de consumo hizo que este fuese depositado en pequeñas vasijas de barro, las cuales fueron sustituidas después por odres hechos con cuero y revestidos de resinas. Posteriormente se introdujo la madera para transportar el vino y aunque al principio se utilizaba cualquier tipo, poco a poco se fue generalizando el uso de las barricas de roble, ya que aportaba características a la bebida que la hacen más agradable al consumirla.


346 resultados

Filtros aplicados

Vino blanco crianza ossian de ossian

Ossian

Vino blanco crianza

Puntos

93

Tiendas

41

Desde

26.75€

Vino blanco crianza fermentado en barrica naia de bodegas naia

Naia

Vino blanco crianza fermentado en barrica

Puntos

90

Tiendas

19

Desde

6.95€

Precios de vino blanco con crianza

Hay 175 tiendas online que venden vino blanco con crianza. Teniendo en el catálogo de vinos.wine 308 marcas diferentes que se incrementan hasta 2580 si incluimos sus respectivas añadas. Todos estos vinos blancos con crianza pertenecen a sesenta y cinco regiones y denominaciones diferentes, siendo Rioja la región con más vinos blancos con crianza. La macabeo es la variedad de uva más empleada en la elaboración del vino blanco con crianza, utilizándose hasta otros sesenta y siete tipos de uva diferentes. El precio mínimo de los vinos blancos con crianza en vinos.wine parte de los 3.52 euros, llegando hasta los 2107.13 euros por litro.

Vino blanco reserva cune blanco de cune

Cune Blanco

Vino blanco crianza

Puntos

86

Tiendas

8

Desde

4.30€

Vino blanco crianza navazos de niepoort

Navazos

Vino blanco crianza

Puntos

91

Tiendas

7

Desde

11.70€

¿Qué es el vino blanco con crianza?

El vino blanco con crianza antes de ser embotellado cumple un tiempo de crianza en barricas de roble. Esta crianza se entiende como un proceso de envejecimiento que prolonga la vida del vino y que además, le aporta una mayor estructura, así como una complejidad organoléptica. Su tiempo de maduración debe ser de 18 meses como mínimo, de los cuales al menos 6 deben cumplirse en barrica. Este tiempo se completa con un período de reposo en botella.

¿Cómo se hace el vino blanco con crianza?

El proceso de elaboración del vino blanco con crianza comienza con la vendimia, que es la recolección de uvas que están en su punto óptimo de maduración. Hecho esto se debe iniciar el procesamiento de la fruta, el despalillado y estrujado, para obtener el mosto. En este tipo de vinos se utilizan variedades de uva de piel blanca y mosto blanco, aunque también pueden ser uvas de piel tinta y mosto blanco.

Posteriormente, se empieza a macerar el mosto, es decir, se deja reposar el jugo con la piel del fruto para que esta adquiera todas sus características. En el vino blanco este proceso es corto y debe hacerse a una temperatura controlada (unos 16 °C) para evitar que comience el proceso de fermentación. Luego se separan los restos sólidos del líquido para dar inicio a la fermentación, que se hace en tanques de acero inoxidable o en barriles de madera. Dependiendo del tipo de vino blanco que se quiera conseguir (seco, semiseco o dulce) se dejará más o menos tiempo.

Pasado este tiempo, el vino debe introducirse en barricas de roble para su crianza, lo que le añadirá ciertas notas de sabor y aroma al producto final. Una vez terminada esta fase se deberá filtrar el vino para eliminar cualquier residuo sólido que pudiera quedar. Y después pasará por un proceso de clarificación y filtrado para asegurar su limpieza. Finalmente solo quedará su embotellado. En esta fase se suele complementar la crianza del vino blanco.

Características

Es un vino complejo y de sabor intenso, tanto así que en una cata a ciegas puede confundirse con un vino tinto. Con la crianza los vinos blancos pierden su carácter afrutado y liviano para vestirse de cremosidad. Destacan por sus tonos especiados, una característica aportada por el roble. Su paso por estas barricas le puede aportar aromas a almendras tostadas, vainilla, caramelo, entre otras.

Los vinos blancos con crianza se identifican porque tienen un color dorado menos brillante que los vinos blancos jóvenes, así como un mayor volumen. Las barricas también hacen que el vino mejore en su estructura en boca, ya que se hacen más suaves y equilibrados.

¿Con qué marida el vino blanco con crianza?

La temperatura de servicio ideal del vino blanco con crianza es entre 8 y 12 °C y gracias a esto se pueden tomar perfectamente durante los meses menos calurosos. Maridan muy bien con diferentes tipos de platos como los risottos, las carnes blancas condimentadas y el pescado al horno. Por otro lado, dado que estos vinos envejecen muy bien, podrás abrir botellas de dos o tres años y el resultado será siempre espectacular.