Espumoso Semiseco

42 resultados
42 resultados

Filtros aplicados

19
1
15
12
11
4
4
3
1
1
1
1
1
1
1
1
15
3
2
2
2
2
2
1
1
1

Precios de espumoso semiseco

Hay 46 tiendas online que venden espumoso semiseco. Teniendo en el catálogo de vinos.wine 17 marcas diferentes que se incrementan hasta 23 si incluimos sus respectivas añadas. Todos estos espumosos semisecos pertenecen a cuatro regiones y denominaciones diferentes, siendo Cava la región con más espumosos semisecos. La macabeo es la variedad de uva más empleada en la elaboración del espumoso semiseco, utilizándose hasta otros catorce tipos de uva diferentes. El precio mínimo de los espumosos semisecos en vinos.wine parte de los 3.60 euros, llegando hasta los 26.40 euros por litro.

¿Qué es el espumoso semiseco?

El espumoso semiseco es un vino blanco o rosado con burbujas que pasa por dos fermentaciones en su proceso de elaboración. El primero se realiza para alcanzar el grado alcohólico deseado, mientras que, con el segundo, el productor integra la textura carbonatada y refina el gusto para darle un toque fresco y burbujeante.

Los semisecos son dulces, delicados y perfumados y dejan una sensación agradable en el paladar. Su contenido en azúcares varía desde los 35 hasta los 50 gramos por litro y suelen estar cargados de aromas cítricos y sabores ácidos y frescos.

Su presencia en la historia ha sido ampliamente documentada. Sin embargo, su aparición más famosa se encuentra descrita en los diarios de Pierre Perignon, un fraile benedictino que vivió en el siglo XVIII. El monje reseñó en sus escritos la existencia de un vino rompe botellas, cuyos tapones saltaban por doquier; dando a conocer una de las características más resaltantes de su fabricación: la efervescencia generada a causa de la segunda fermentación.

¿Cómo se hace el espumoso semiseco?

Existen diversos métodos de elaboración para el espumoso semiseco -como el charmat o el transfer- pero el más utilizado es el champenoise, en el que la segunda fermentación se realiza de forma controlada en la misma botella. Aunque esta técnica es propia de la región francesa de Champagne, su práctica se ha extendido a la mayoría de los países productores. El proceso comienza con la fabricación de un vino base fresco y afrutado.

La elección del vino blanco o rosado base es primordial, porque se busca un líquido que tenga el grado de acidez correcta y un volumen alcohólico cercano a los 11 grados, normalmente un vino joven o criado en barrica con uvas como la moscato, viura, chardonnay, pinot noir o monastrell. Una vez que se tiene la base deseada, se embotella bajo presión una mezcla de vino base con levaduras y azúcares. Esta será la segunda fermentación y lo que lo hará burbujeante.

Todo el proceso de elaboración se efectúa en cadena de frío, a menos de 16° C. Para que el espumante semiseco alcance la calidad adecuada, las botellas se trasladan a unas bodegas subterráneas para la crianza en rima. Cada botella es colocada en un pupitre en V en posición invertida durante 21 días. En este lapso del tiempo, los productores cambian de inclinación a las botellas constantemente para facilitar la unión del ácido carbónico con el vino. Para finalizar, se elimina cualquier esto fermentativo y se le agrega una cantidad de azúcar que varía entre los 35 g/l y los 50 g/l. Esto le dará el grado de dulzor apropiado para que sea un espumoso semiseco.

Características

En términos generales, el espumante semiseco se caracteriza por tener perfumes y sabores frutales, especialmente si es endulzado con uvas moscato. Algunas presentaciones emiten tonos cítricos que recuerdan a los frutos rojos, a las manzanas y al limón, y un olor que evoca al de las rosas. Estos aromas se deben a que el vino base usado para su producción era suave y joven.

Su efervescencia crea un balance interesante en el paladar del consumidor, que siente un ligero sabor azucarado frutal, fresco, definido y reducido por la acidez carbónica de la bebida. Su color es de un amarillo brillante -en el caso de los espumosos semisecos blancos- o un rosa suave y transparente en los vinos espumosos rosados.

¿Con qué marida el espumoso semiseco?

Debido a sus características intrínsecas, los espumosos semisecos son ideales para brindar en celebraciones y fiestas si son producidos con vino blanco. Suelen maridar a la perfección con el chocolate y una amplia variedad de dulces, especialmente tartaletas de frutas, pasteles secos y galletas, porque su acidez y efervescencia resaltan cada uno de los sabores de los postres.

Los vinos espumosos semisecos rosados combinan con arroces y pastas que tengan salsas de mariscos, platillos con carne de cerdo y recetas picantes. Ambas variedades pueden servirse en un brunch o en fiestas como aperitivos, en especial si las tapas que se repartirán tienen un sabor dulce o agridulce, como el de las tartaletas de queso crema con salsa de cerezas.