Espumoso Seco

62 resultados

62 resultados

Filtros aplicados

41
19
1
1
6
6
3
3
3
2
2
2
2
2
2
2
2
2
2
1
1
1
1
1
1
1
14
8
6
6
5
4
4
3
2
2
2
2
1
1
1
1

Precios de espumoso seco

Hay 69 tiendas online que venden espumoso seco. Teniendo en el catálogo de vinos.wine 26 marcas diferentes que se incrementan hasta 138 si incluimos sus respectivas añadas. Todos estos espumosos secos pertenecen a quince regiones y denominaciones diferentes, siendo Lanzarote la región con más espumosos secos. La malvasia es la variedad de uva más empleada en la elaboración del espumoso seco, utilizándose hasta otros treinta y cuatro tipos de uva diferentes. El precio mínimo de los espumosos secos en vinos.wine parte de los 3.99 euros, llegando hasta los 93.06 euros por litro.

¿Qué es el espumoso seco?

El espumoso seco pertenece a la familia del cava o el champagne. Es un vino que se caracteriza por su textura burbujeante y por su gran versatilidad, ya que se puede tomar tanto solo como acompañado de un variado número de platos. Su presencia es bastante habitual en los brindis de bodas, aniversarios, Nochebuena, fin de año... Y es que las agradables sensaciones que proporciona en boca debido a su refrescante burbujeo, lo convierten en una opción estupenda para las ocasiones especiales.

Pero el potencial de este vino no debería limitarse a fechas puntuales. Desde el punto de vista del maridaje es un vino muy fácil de combinar con todo tipo de menús. Su aportación carbónica y su contenido de azúcares proporcionan un agradable efecto refrescante procedente del dulzor natural de la uva .

¿Cómo se hace el espumoso seco?

¿Alguna vez te has preguntado por qué este vino produce ese original efecto burbujeante? De manera general, se entiende por vino espumoso todo aquel que produce una determinada cantidad de dióxido de carbono como consecuencia de la fermentación de los azúcares de la uva. En este aspecto, las uvas más empleadas en la elaboración de estos vinos son la Pinot Noir, Pinot Meunier y la Chardonnay en Francia y la Macabeu, Xarel.lo y Parellada en España.

En las etapas iniciales, el proceso de elaboración de los espumosos es similar al de los vinos tranquilos. En este caso, la crianza en depósito y su segunda fermentación en botella es de un mínimo de 9 meses, que puede extenderse hasta los 30 meses en el caso del Gran Reserva. La particularidad de este vino es que inicialmente envejece con la botella en posición horizontal para luego ir cambiando la orientación de la botella, lo que permite que los sedimentos se desplacen hacia el cuello de esta para ser eliminados antes de la colocación del corcho definitivo.

Características

Aunque cava y champagne comparten muchas similitudes en el proceso de elaboración, hay algunas distinciones que se deben tener en cuenta para entender por qué se trata de productos diferentes. Los dos son vinos espumosos y su clasificación se hace en función del contenido de azúcares que contiene. En el caso del espumoso seco, ese contenido está entre 17 y 32 g/l, motivo por el que resulta una bebida equilibrada y de fácil maridaje.

El clima influye mucho en el sabor de estos vinos ya que la concentración de azúcar es consecuencia del nivel de insolación que ha soportado la uva. Este factor unido a las características del suelo y a la variedad de la uva es el que marcará la diferencia entre los espumosos franceses y los españoles. Con todo, el hecho de que el espumoso seco esté dentro de la familia del champagne o del cava no determina su calidad. Los dos son vinos refrescantes y con una compleja variedad de flavores que les ha granjeado una gran popularidad.

¿Con qué marida el espumoso seco?

Uno de los aspectos más importantes a la hora de tomar vino espumoso no es tanto el menú con el que se combine como la temperatura a la que se sirva. Para aprovechar al máximo la armonía y el equilibrio de sabores, el espumoso seco debe servirse a una temperatura ideal de 7º. Esto va a permitir un balance perfecto entre acidez, frescor y efecto de cosquilleo en el paladar.

Este tipo de espumoso es una bebida versátil que permite trabajar ampliamente con los 4 sabores esenciales. No obstante, las particularidades del sabor y el cuerpo burbujeante de este vino son más notables cuando se combina con platos salados, grasosos, amargos y ácidos, a excepción de los alimentos escabechados, puesto que el vinagre no es una buena opción. Funciona especialmente bien con pescados y mariscos, aunque de manera general se puede emplear con cualquier plato que contenga carnes blancas, quesos, arroces o embutidos.