Vinos de Ucles

76 resultados

La Denominación de Origen Uclés comprende un área de producción vitivinícola ubicada al noreste de Toledo y al este de Cuenca, dentro de lo que es la Comunidad Autónoma de Castilla La Mancha. Engloba un total de veinte municipios de las dos provincias citadas, entre los que se encuentran Belinchón, Tarancón, Huelves o Santa Cruz de la Zarza. La extensión de sus viñedos ocupa unas 1700 hectáreas, con suelos arenosos y profundos, y una altitud cuyo rango va de los 500 a los 1200 metros sobre el nivel del mar.


76 resultados

Filtros aplicados

22
4
1
33
7
4
4
3
2
2
1
66
8
14
5
5

Precios de uclés

Hay 31 tiendas online que venden uclés. Teniendo en el catálogo de vinos.wine 11 marcas diferentes que se incrementan hasta 60 si incluimos sus respectivas añadas. La tempranillo es la variedad de uva más empleada en la elaboración del uclés, utilizándose hasta otros ocho tipos de uva diferentes. El precio mínimo de los uclés en vinos.wine parte de los 5.49 euros, llegando hasta los 18.54 euros por litro.

Historia

Algunos restos hallados en excavaciones arqueológicas apuntan a que el cultivo de la vid en esta zona se remonta a la época de la denominación romana. Durante la Edad Media la producción vitivinícola se vio favorecida por la labor de los Monasterios y las ordenes de caballería, que propiciaron la extensión de los viñedos y la elaboración de buenos vinos. En el transcurso de los siglos XVI y XVII los vinos de esta región manchega alcanzaron gran popularidad, utilizándose para el abastecimiento de la Corte, dada su proximidad a Madrid. Esta expansión se prolongó asimismo durante los siglos siguientes.

El proyecto para crear una denominación de origen propia surgió en el año 2003 por iniciativa de una serie de bodegueros de la comarca. Su objetivo era diferenciar estos vinos de los del resto de Castilla la Mancha. Este intento fructificó finalmente mediante la concesión en 2005 de la Denominación de Origen Uclés. Teniendo en cuenta el reducido número de bodegas con las que cuenta, esta es una de las denominaciones más pequeñas de España, si bien, pese a ello, el buen hacer de estos pocos bodegueros ha dado origen a vinos de magnífica calidad.

Variedades

Dentro de las variedades de uva admitidas por la Denominación de Origen Uclés, están las tintas Tempranillo (también conocida como Cencibel), Garnacha Tinta, Syrah, Merlot y Cabernet Sauvignon. Los viñedos de estas variedades tintas han de tener en todo caso más de seis años, no estando amparados por la denominación de origen los de menos antigüedad.

En cuanto a las variedades de uvas blancas admitidas, lo son las Chardonnay, Verdejo, Sauvignon Blanc, Moscatel de Grano Menudo y Macabeo, esta última también conocida como Viura. A diferencia de lo que sucede con las variedades tintas, los vinos elaborados con estas variedades blancas estarán amparados por la denominación de origen sea cual sea la antigüedad de los viñedos de los que deriven.

Tipos de vino

Los vinos de Uclés pueden ser tintos, blancos, espumosos y rosados.

Los vinos tintos, a su vez, se dividen en Jóvenes, de Barrica, de Crianza y de Reserva. Los jóvenes son aquellos que no pasan por barrica en su proceso de elaboración. Los de Barrica han de permanecer en esta al menos dos meses. En cuanto a los tintos de Crianza, el periodo de envejecimiento mínimo es de dos años, con presencia en barrica de roble de al menos seis meses. Este periodo de envejecimiento se extiende a tres años para los vinos de Reserva, con una permanencia en barrica de roble no inferior a los doce meses. Son en todo caso vinos frescos y redondos, muy aromáticos, con una limpieza frutal que se hace mayor a medida que lo es también su tiempo de permanencia en madera

Los vinos blancos, por su parte, pueden ser secos, semisecos, dulces y semidulces, en función del tiempo que dure su fermentación en relación con el agotamiento de los azúcares fermentables.

Para la elaboración de los espumosos se sigue el método tradicional, resultando unos vinos brillantes, con presencia de burbujas finas y persistentes. Las categorías que pueden obtenerse se comercializan bajo las denominaciones Brut, Extra Brut, Seco, Extra Seco, Semiseco y Dulce.

Por último, los vinos rosados presentan un limpio color fresa, son frescos y ligeros en boca y muy aromáticos, con efluvios de frutas rojas y sutiles matices herbáceos.