Vinos de Rias Baixas

304 resultados

La Denominación de Origen Rías Baixas agrupa a un conjunto de municipios gallegos de tradición vitivinícola que comparten un valioso patrimonio natural y características geográficas y climáticas comunes que definen y determinan las particularidades del vino que producen. La Denominación se divide en 5 subzonas, cada una de las cuales comprende una serie de ayuntamientos.


304 resultados

Precios de rías baixas

Hay 172 tiendas online que venden rías baixas. Teniendo en el catálogo de vinos.wine 284 marcas diferentes que se incrementan hasta 1894 si incluimos sus respectivas añadas. La albariño es la variedad de uva más empleada en la elaboración del rías baixas, utilizándose hasta otros veintinueve tipos de uva diferentes. El precio mínimo de los rias baixas en vinos.wine parte de los 5.52 euros, llegando hasta los 79.13 euros por litro.

Localización

Las subzonas que se encuentran en la provincia de Pontevedra son: Val do Salnés (Caldas de Reis, Cambados, O Grove, Meaño, Meis, Ribadumia, Sanxenxo, Barro, Portas, Vilanova de Arousa y Vilagarcía de Arousa), O Rosal (O Rosal, Tomiño, Tui y A Guardia), Condado do Tea (Salvaterra de Miño, As Neves, Arbo, Crecente, Salceda de Caselas, Ponteareas y A Cañiza) y Soutomaior (Soutomaior). La subzona de Ribeira do Ulla (Vedra, Padrón, Teo, Boqueixón, Touro, Estrada, Silleda y Vila de Cruces) se extiende entre las provincias de Pontevedra y A Coruña.

Historia

La tradición relata que la variedad de uva blanca Albariño llegó a Pontevedra en el siglo XII con los monjes del Cluny, desde donde se extendió su cultivo al resto de Galicia. Pero hay evidencias que indican que esta variedad es autóctona de la zona por lo que parece que pudo ser introducida por los suevos y visigodos que la trajeron de Centroeuropa hacia el siglo V. Lo cierto es que la Albariño lleva cultivándose en las Rías Baixas desde tiempos milenarios y es más que probable que los monjes cistercienses fuesen los responsables de enseñar a los campesinos como cultivar las diferentes variedades de viña autóctonas para obtener de ellas los mejores vinos.

Durante los siglos posteriores los vinos blancos más exquisitos se siguieron elaborando en los monasterios pero con la desamortización de Mendizabal en el XVIII -proceso que supuso para muchas órdenes religiosas la pérdida de sus tierras y bienes- pasaron a producirse en los pazos gallegos ya que solo los nobles tenían suficiente poder adquisitivo para cultivar estas variedades y elaborar vinos más delicados y elegantes. El siguiente gran momento en la historia del vino de estas tierras tuvo lugar a mediados del XX cuando la variedad Albariño empezó a extenderse por todo el territorio como consecuencia de, por una parte, una serie de cambios en la propiedad de los viñedos, que sigue una estructura de producción basada en el minifundio y las pequeñas parcelas y, por otra parte, de la notoriedad que estos vinos empezaron a adquirir. El reconocimiento absoluto llegó con la obtención de la Denominación de Origen Rías Baixas en 1988.

Variedades

La DO ha apostado fundamentalmente por variedades de uva autóctonas que son las que dan personalidad a los vinos de las cinco subzonas.

Las variedades blancas autorizadas son: Albariño, Loureira blanca (o Marqués), Treixadura, Caiño blanco, Torrontés y Godello.

Las variedades tintas recomendadas: Caiño tinto, Castañal, Espadeiro, Loureira tinta, Sousón, Mencía, Brancellao y Pedral.

Tipos de vino

Los vinos elaborados bajo la DO son fundamentalmente vinos blancos tranquilos y, en menor medida, vinos tintos.

Los elaborados exclusivamente con uva blanca Albariño, que es la variedad mayoritaria en el territorio, se comercializan con el nombre de Rías Baixas Albariño. Tienen un limpio y brillante color amarillo pajizo con tonos que pueden ser dorados o verdosos. Son complejos en aromas, con notas cítricas, florales y frutales, especialmente a manzana. Equilibrados y persistentes en boca tienen matices de flores y frutas y una ligera acidez. Los blancos envejecidos en barrica de madera se denominan Rías Baixas Barrica. De color amarillo dorado son estructurados, glicéricos y con un fondo que recuerda a la vainilla. En nariz son frutales y florales, con notas tostadas, ahumadas y de frutos secos.

Los tintos son de color rojo picota con matices violáceos. En nariz dominan los aromas a frutos rojos y vegetales. La estructura en boca es ligera y discretamente tánica con persistencia media y matices afrutados. Los espumosos de uva blanca tienen un pálido color amarillo con reflejos dorados. De burbuja fina y persistente, son equilibrados en boca, frescos y ligeramente ácidos. Dominan los aromas florales y frutales con notas a panadería y tostados. Los espumosos de uva tinta comparten las mismas características en las fases olfativas y gustativas pero presentan un color rojo con tonos violáceos.