Vinos de Pla I Llevant

231 resultados

La Denominación de Origen Pla i Llevant se aprobó en 1999 y agrupa 19 municipios de la isla de Mallorca de amplia tradición vinícola: Algaida, Ariany, Artà, Campos, Capdepera, Felanitx, Llucmajor, Manacor, Maria de la Salut, Montuïri, Muro, Petra, Porreres, Sant Joan, Sant Llorenç des Cardassar, Santa Margalida, Santanyi , Sineu y Vilafranca de Bonany, todos ellos situados en las comarcas del Pla de Mallorca y de Llevant.


231 resultados

Filtros aplicados

27
34
21
5
3
46
37
29
27
27
18
10
8
7
7
6
6
6
4
4
4
3
2
1
1
132
3
25
3
85
7
9
10
10

Precios de pla i llevant

Hay 20 tiendas online que venden pla i llevant. Teniendo en el catálogo de vinos.wine 57 marcas diferentes que se incrementan hasta 210 si incluimos sus respectivas añadas. La callet es la variedad de uva más empleada en la elaboración del pla i llevant, utilizándose hasta otros veinte tipos de uva diferentes. El precio mínimo de los pla i llevant en vinos.wine parte de los 8.98 euros, llegando hasta los 56.20 euros por litro.

LocalizaciĂłn

Es este un territorio influenciado por las brisas marinas y por el Embat un viento húmedo y salino que sopla de mar a tierra durante las estaciones más calurosas y que refresca las viñas, favoreciendo la maduración de la uva.

Historia

El descubrimiento de semillas de vid junto a restos de la época talayótica así como el hallazgo de vasos y recipientes para contener vino han constatado el consumo y comercialización de vino en Mallorca desde el siglo VII aC, aunque el desarrollo del cultivo de la viña se vincula a la llegada de los romanos en el año 123 aC. Doscientos años más tarde de esta ocupación, en el siglo I dC, el escritor y agrónomo Columela describía las variedades de vid cultivadas en la isla y Plinio el Viejo testimoniaba en el libro XIV de su Naturalis Historia como los vinos de las Baleares "se comparan con los primeros vinos de Italia" (Baliarica ex insulis conferuntur Italiae primis).

Con la conquista de Mallorca por el rey Jaume I en 1229 la viticultura se convierte en una de las principales actividades económicas de los isleños, que comercializaban por vía marítima la producción. Esta actividad continuó en los siglos posteriores alcanzando su máximo apogeo en el XIX como consecuencia del incremento en la demanda de vinos a causa de la crisis que la filoxera había provocado en Francia. Pero en 1891 la filoxera llegó también a Mallorca asolando los campos y hundiendo el sector. Y aunque a principios del XX se inició un paulatino proceso de replantación de los campos con nuevas variedades de viña, circunstancias diversas mantuvieron limitada la producción al consumo interior. Pero en los años noventa, con el reconocimiento de la DO Pla i Llevant, se impulsó una renovación en el sector que supuso importantes inversiones tecnológicas además de la plantación de nuevas variedades, dando lugar a un substancial incremento de la producción y de la calidad de los vinos elaborados en estos municipios.

Variedades

Las variedades de uvas tintas admitidas por la DenominaciĂłn de Origen son la Cabernet Sauvignon, la Callet, la Fogoneu, la Mantonegro, la Merlot, la Monastrell, la Pinot Noir, la Tempranillo, la Syrah y la Gorgollassa.

Para las variedades blancas, las autorizadas son la Chardonnay, la Moscatel de grano pequeño, la Moscatel de Alejandría, la Parellada, la Riesling, la Giró Ros, la Premsal Blanc y la Viognier.

Tipos de vino.

Los tipos de vino acogidos a la DO Pla i Llevant son los blancos, rosados, tintos y espumosos.

Los blancos elaborados con las variedades nativas Giró Ros y Premsal Blanc son vinos frescos, sabrosos y de agradable acidez. Presentan tonos pálidos con matices verdes y un intenso aroma, con notas que recuerdan las frutas y las hierbas del Mediterráneo. Los vinos confeccionados con las variedades Chardonnay y moscateles son frescos y vivos, ligeros pero largos, con fondos florales y frutales.

Los rosados son de intenso color frambuesa y aromas de frutas rojas, sabrosos en boca y con notas cĂ­tricas. Los elaborados con la especie autĂłctona Callet tienen el tĂ­pico aroma a naranja de la variedad.

Los vinos tintos de variedades francesas son sabrosos y con cuerpo, taninos suaves y maduros en boca y balsámicos en nariz. Los negros elaborados con variedades originarias son redondos y con toques de tierra. La estancia en barrica les proporciona un sugestivo bouquet. En los últimos años se está apostando también por la producción de vinos jóvenes que resultan ligeros y frescos y que exhiben aromas frutales.

Los vinos espumosos, que están experimentando un auténtico auge en la DO Pla i Llevant, pueden ser blancos y rosados. Son ligeros, de fina y persistente burbuja y aromas frutales con notas de pan y levadura.