Vinos de Bullas

14 resultados

La Denominación de Origen Bullas ampara la producción vitivinícola llevada a cabo en determinados viñedos y bodegas localizados al noroeste de la provincia de Murcia, comprendiendo una serie de municipios, entre los que se encuentran Caravaca de la Cruz, Totana, Lorca, Cieza y, entre otros, el propio Bullas, sede de la Denominación de Origen. Abarca en total unas 2300 hectáreas de viñedos que ocupan una sucesión de planicies escalonadas, las cuales se elevan desde los 400 hasta casi los 1000 metros de altura sobre el nivel del mar.


14 resultados

Precios de bullas

Hay 20 tiendas online que venden bullas. Teniendo en el catálogo de vinos.wine 16 marcas diferentes que se incrementan hasta 67 si incluimos sus respectivas añadas. La monastrell es la variedad de uva más empleada en la elaboración del bullas, utilizándose hasta otros siete tipos de uva diferentes. El precio mínimo de los bullas en vinos.wine parte de los 7.06 euros, llegando hasta los 37.96 euros por litro.

Historia

De la producción vitivinícola en la región de Bullas se tienen referencias que se remontan hasta más allá del siglo XIII, periodo en que la zona prosperó gracias a la comercialización de sus vinos. Los estragos causados por diferentes plagas de la filoxera no impidieron que estos siguieran elaborándose y comercializándose, con gran éxito sobre todo en el mercado a granel.

Ciñéndonos a la época moderna, decir que no fue sino hasta la década de los 80 que las bodegas comenzaron a apostar por la elaboración de vinos de mayor calidad. Así, en el año 1988 se creó el Centro Gestor de Vinos de la Tierra de Bullas, sentándose las bases para la posterior Denominación de Origen, que fue concedida finalmente en el año 1994. Esta concesión vino a aumentar de forma significativa las posibilidades de comercialización de sus caldos, abriendo mercados hasta entonces inaccesibles, tanto nacionales como foráneos.

Variedades

En lo que se refiere a la producción de vinos tintos de Bullas, la variedad de uva más utilizada es la Monastrell. El Reglamento de la Denominación de Origen exige, de hecho, que todos los vinos tintos y rosados contengan al menos un porcentaje del 60% de esta variedad. Existen, no obstante, otras variedades tintas autorizadas, cuales son la Cabernet Sauvignon, Garnacha Tinta, Syrah, Tempranillo, Merlot y Petit Verdot.

Tratándose de la elaboración de vinos blancos, la variedad de uva más cultivada es la Macabeo, que es la que se utiliza para la obtención de los blancos secos de mayor calidad. Otras variedades de uvas blancas permitidas son Airén, Chardonnay, Malvasía, Moscatel de Alejandría, Moscatel de Grano Menudo y Sauvignon Blanc.

Tipos de vino

La producción de vinos amparada bajo la Denominación de Origen Bullas incluye vinos tintos, blancos, rosados, dulces y espumosos, siendo los tintos los más populares, con una graduación alcohólica que oscila entre el 12 y el 14%.

Los tintos jóvenes son vinos límpidos y brillantes, presentando un color rojo en el que destellan matices violáceos propios de su juventud. Son vinos francos en nariz, con un aroma frutal intenso, sobre todo a frutas rojas y bayas. En boca son suaves y bien estructurados, con un magnífico equilibrio en acidez.

Por su parte, los vinos tintos de crianza y reserva presentan una amplia gama de color que se mueve desde el rojo color teja oscuro hasta el rojo guinda. Ofrecen un delicado sabor a madera, frutas dulces, vainilla y pasas, con un potente postgusto y agradable persistencia. En nariz presentan aromas especiados y balsámicos, con toques de madera, torrefactos, frutos secos y regaliz.

Los vinos blancos son de colores claros, oscilando del amarillo pajizo al amarillo dorado, en función de la variedad de la uva. Estos vinos son de acidez equilibrada exhalan aromas muy intensos de carácter tanto floral como frutal. En boca resultan muy frescos, con gran riqueza de matices, tanto dulces como ácidos. Su graduación alcohólica va del 10 al 12,5%.

Los vinos rosados presentan una gama de color que va del rosa pálido al rosa grosella. Son vinos frescos y suaves en boca, con aromas que traen recuerdos a frambuesa y fresa. Presentan una graduación alcohólica del 11 al 12,5%