Vinos de Binissalem Mallorca

160 resultados

Binissalem Mallorca es la Denominación de Origen de una comarca vitivinícola localizada en pleno corazón de la isla de Mallorca, en un paisaje de relieve suave donde domina sobre todo la llanura. Esta comarca la componen cinco términos municipales: Binissalem, Camí, Consell, Sencelles y Santa Eugenia, extendiéndose a lo largo de unas 500 hectáreas de viñedos que se asientan sobre un terreno de suelos calizos, profundos y pedregosos.


160 resultados

Filtros aplicados

29
27
4
4
48
32
30
29
14
10
7
5
4
2
2
2
2
1
1
1
1
1
1
1
105
3
11
14
41
14
14

Precios de Binissalem Mallorca

Hay 19 tiendas online que venden Binissalem Mallorca. Teniendo en el catálogo de vinos.wine 34 marcas diferentes que se incrementan hasta 148 si incluimos sus respectivas añadas. La manto negro es la variedad de uva más empleada en la elaboración del Binissalem Mallorca, utilizándose hasta otros veinte tipos de uva diferentes. El precio mínimo de los binissalem mallorca en vinos.wine parte de los 8.37 euros, llegando hasta los 53.79 euros por litro.

Historia

La actividad vitivinícola en la isla de Mallorca se remonta al siglo I a.C., cuando los romanos introdujeron el cultivo de la vid. Este se mantuvo durante la ocupación musulmana y a lo largo de los siglos posteriores, dando lugar a una uva y un vino de calidad excelente. A finales del siglo XIX la producción de vino adquirió gran fuerza, destinándose buena parte de la producción a su exportación, lo que hizo de este sector un verdadero motor para el crecimiento económico de la isla, pese a algunos grandes descalabros derivados principalmente de las plagas de filoxera.

La Denominación de Origen Binissalem Mallorca fue conseguida a finales del año 1990, lo que aumentó la reputación y comercialización de estos vinos. Desde entonces, el conocimiento cada vez más amplio de los métodos de elaboración, los avances tecnológicos y la buena disposición de bodegueros y viticultores han contribuido a un incremento notable de su calidad.

Variedades

La uva denominada Manto Negro es la principal variedad autóctona tinta de la Denominación de Origen Binissalem Mallorca. De hecho, la totalidad de los vinos tintos de esta denominación han de llevar como mínimo un 30% de esta variedad de uva. Se autorizas asimismo las variedades tintas Tempranillo, Callet, Cabernet Sauvignon, Monastrell, Syrah, Merlot y Gorgollassa.

En cuanto a la producción de vinos blancos, la variedad blanca predominante es la Moll, también conocida como Prensal blanca, estando obligados todos los vinos de Benissalem Mallorca a llevar un mínimo del 50% de dicha variedad. Otras uvas blancas autorizadas serían Moscatel de Grano Menudo, Moscatel de Alejandría, Parellada, Giró Ros y Chardonnay.

Tipos de vino

Los vinos que gozan de la Denominación de Origen Binissalem Mallorca son vinos tintos (ya sean jóvenes o envejecidos en barrica de roble), rosados, blancos y espumosos. Los más renombrados y que cuentan con mayor producción son los tintos, que se caracterizan por ser vinos de excelente estructura y persistencia, vinos elegantes y jugosos que exhalan aromas de frutas con evolución hacia las confituras. Los vinos tintos de Binissalem presentan un color rojo no demasiado intenso, con una graduación alcohólica mínima del 11,5 %.

Los tintos sometidos a crianza deberán contar con un envejecimiento mínimo de dos años naturales, de los que seis meses al menos habrá de ser en barricas de madera de roble con una capacidad máxima de mil litros. Para adquirir la categoría de reserva, estos tintos han de soportar un envejecimiento de al menos 36 meses, con 12 en barrica de roble y el resto en botella. Finalmente, la condición de gran reserva se adquiere tras un envejecimiento mínimo de 60 meses, de los cuales 18 al menos han de trascurrir en barricas de madera de roble y el resto del tiempo en botellas.

Los vinos blancos son muy frescos y sabrosos en boca, con un perfecto equilibrio entre acidez y dulzura que da como resultado un gusto ligeramente amargo. Son blancos en los que destacan los intensos aromas frutales, en especial los de manzana verde, con recuerdos a albericoques y frutos secos. Su graduación alcohólica oscila entre el 10 y el 12,5 %.

Los vinos rosados tienen un contenido alcohólico mínimo del 11%, pudiendo elaborarse utilizando cualquiera de las variedades de uvas autorizadas por el Reglamento de la Denominación de Origen. Eso sí, solo se permite un máximo del 30% de la variedad Gorgollassa.

Estarían, por último, los vinos espumosos, que pueden ser, a su vez, blancos y rosados. Los espumosos blancos han de ser elaborados con un mínimo de 50% de la variedad de uva autóctona Moll, en tanto que los espumosos rosados pueden ser producidos con cualquiera de las variedades autorizadas, pero siempre con un máximo del 30% de uva Gorgollassa. La graduación alcohólica de estos vinos rosados oscila entre el 10,5 y el 13%