Vinos de Alella

356 resultados

La Denominación de Origen Alella hace referencia a vinos elaborados en viñedos de la comarca del Maresme, al norte de Barcelona, junto al mar Mediterráneo. Se trata, en general, de pequeños viñedos asentados sobre un terreno arenoso de origen granítico. El área ocupa una superficie global de poco más de 500 hectáreas, abarcando los municipios de Argentona, El Masnou, Premiá de Mar y Santa María de Martorellas, entre otros.


356 resultados

Filtros aplicados

48
50
7
3
1
112
41
25
21
15
14
13
12
12
12
2
1
1
1
1
86
1
5
3
4
198
7
4
25
25
33
5
12
10
3
3

Precios de alella

Hay 44 tiendas online que venden alella. Teniendo en el catálogo de vinos.wine 55 marcas diferentes que se incrementan hasta 290 si incluimos sus respectivas añadas. La xarel·lo es la variedad de uva más empleada en la elaboración del alella, utilizándose hasta otros quince tipos de uva diferentes. El precio mínimo de los alella en vinos.wine parte de los 7.53 euros, llegando hasta los 136.66 euros por litro.

Historia

Los vinos de la región de Alella gozan de una importante tradición histórica dentro de la vinicultura catalana. Ya eran, de hecho, conocidos en la época romana, siendo citados por Marcial y Plinio como “vinos laietanos”. En la Edad Media los vinos alellenses fueron muy cotizados, siendo exportados desde Cataluña a todo el mundo, en especial a las colonias de ultramar. A fines del siglo XIX tuvo también un enorme apogeo, convirtiéndose en el vino que más se vendía en la ciudad de Barcelona.

En la actualidad, las bodegas integradas en esta comarca han incorporado nuevas técnicas para el cultivo de la uva y la elaboración del vino, pero sin renunciar a la apuesta por la calidad. Por lo demás, aunque sigue siendo una Denominación de Origen especializada en vinos blancos, últimamente se han ido introduciendo variedades de uvas tintas que han llevado a la obtención de vinos tintos asimismo excelentes, de gran complejidad y elegancia.

Variedades

En lo que a la producción de vino blanco se refiere, las variedades preferentes de la Denominación de Origen Alella serían la Xarello o Pansa Blanca, la Moscatel y la Garnacha Blanca, estando también autorizadas las variedades Chardonnay, Macabeo, Chenin blanc, Parellada y Sauvignon Blanco, entre algunas otras.

En cuanto a las variedades tintas, la preferente por antonomasia es la Garnacha tinta, encontrándose entre las autorizadas la Cabernet Sauvignon, Garnacha peluda, Monastrell, Merlot, Pinot Noir, Syrah, Ull de Llebre y Sumoll tinto. Para la elaboración de vino rosado se utilizan las variedades Garnacha, Merlot y Pansá rosada.

Tipos de vino

Bajo la Denominación de Origen Alella se elaboran vinos blancos, tintos, rosados y dulces, además de vinos espumosos. Todos estos tipos de vino, se cual sea el método de elaboración, tienen como denominador común su alta mineralidad, derivada del suelo granítico de la comarca.

Los vinos más característicos son los blancos, que pueden ser secos o dulces. Son vinos ligeros que presentan un límpido color amarillo pálido con reflejos verdosos, brillantes y transparentes. Su graduación alcohólica mínima es del 10,5%. Tienen un sabor intenso, notable frescor y persistencia en boca. En cuanto a su aroma en nariz, existe un predominio de matices afrutados y florales.

Los tintos de Alella presenta un color cereza o rojo rubí, siendo brillantes en superficie. Tienen un grado alcohólico volumétrico de 11,5% como mínimo. En boca son muy equilibrados y presentan intensos aromas que recuerdan a frutas del bosque, con matices florales, de regaliz y balsámicos.

Los vinos rosados presentan un color rojo claro con tonalidad asalmonada. Son vinos muy frescos, ligeros y aromáticos, con un contenido mínimo de alcohol del 10,5% y máximo del 13,5%. Son vinos de gran equilibrio y persistencia gustativa, con aromas de intensidad media que recuerdan sobre todo a frutos rojos.

Respecto al proceso de envejecimiento, su duración será, a efectos de alcanzar la condición de “crianza”, de 24 meses como mínimo en el caso de los vinos tintos, debiendo permanecer al menos seis en barrica de madera de roble, mientras que para los rosados y blancos la duración total será de 18 meses como mínimo, con estancia mínima también de seis meses en barril de roble. Para la categoría de “reserva”, el envejecimiento no será inferior a 36 meses en los vinos tintos, con estadía mínima de 12 en barril de roble y de 24 en botella, en tanto que los rosados y blancos envejecerán durante un mínimo de 24 meses, con permanencia de 6 en barrica de madera de roble y de 18 en botella. La condición de “gran reserva” solo se adquiere en el caso de los vinos tintos tras un envejecimiento en barrica de roble de 24 meses y de 36 en botella, como mínimo, y en el caso de los blancos y rosados, mediante un envejecimiento de al menos seis meses en barrica de roble y de 42 meses en botella. En todos estos procesos de envejecimiento, las barricas de madera de roble han de tener una capacidad igual o inferior a 1000 litros.