Bodegas Torres

Información de la bodega

  • Número de vinos 235
  • Número de tiendas 89
  • Enólogo Mireia Torres Maczassek
  • Propietarios Grupo Torres
  • Precio medio 171.01€
  • Año de fundación 1870
  • Ventas nacionales 30
  • Número de barricas 22000

Bodegas Torres produce sus vinos en Vilafranca del Penedès en Barcelona empleando la DO Catalunya. Esta histórica bodega que supera los 140 años fue fundada en 1870, perteneciendo a Grupo Torres. Para sus vinos escogen las variedades de uva albariño, cabernet franc, cabernet sauvignon, cariñena, carmenere y chardonnay. En internet hay registrados 674 vinos de Bodegas Torres, y de estos 253 están a la venta online en 106 tiendas online, con un precio medio 28.2 euros por botella. Podemos encontrar en Internet 36 añadas de Bodegas Torres, sin embargo disponibles en ecommerces se han encontrado sólo veintiséis, siendo la más actual la del 2018.

Parece esta bodega permiten enoturistas, dicho esto, sería más que recomendable confirmarlo con la propia bodega mediante alguna de sus formas de contacto, comprobar el horario y detalle de las condiciones para realizar visitas.

Se tiene constancia que la tradición vitivinícola de la familia Torres comienza hace más de tres siglos con unos viñedos en la zona del Penedés, aunque no será hasta 1870 cuando don Jaime Torres decidió construir las Bodegas Torres como la conocemos actualmente. Los vinos Torres alcanzaron pronto un reconocimiento internacional gracias a la exportación a todo el mundo y obteniendo premios y menciones honoríficas. Como las obtenidas en Viena, Philadelphia y París, así la bodega llegó alcanzar a principios del siglo XX considerables dimensiones. Buen testimonio de ello fue la construcción de una gigantesca cuba de roble de 600.000 litros de capacidad, donde en su interior se celebró una recepción con motivo de la visita a Vilafranca de Su Majestad Alfonso XIII. El rey como reconocimiento al prestigio que ya entonces tenían los vinos de bodegas Torres concedió a Jaime Torres la Gran Cruz de Isabel la Católica. Lamentablemente en 1939 durante el bombardeo de la bodega durante la Guerra Civil la cuba resultó destruida. De aquellas tablas y maderas destruidas Torres se decidió a crear una de las primeras empresas vinícolas del mundo.

A lo largo de todos estos años esta saga familiar a conformado una propiedad de más de dos mil hectáreas en las que se cultivan las mejores variedades de uva tanto locales como internacionales. Por ejemplo han aclimatado las nobles uvas tintas de Cabernet Sauvignon, dentro de esta plantación, que fue refugio de los Condes de Barcelona, se halla situada la histórica finca de Mas la Plana, donde se vendimia exclusivamente uno de sus vinos tintos más premiado: el Mas la Plana.

Otro de sus viñedos legendarios es Mas Rabell, donde se cultivan las variedades Merlot, Pinot Noir y Chardonnay. Algo más alejado de la costa se encuentran los viñedos de Agulla d'Or donde se cultivan las variedades tintas de cabernet y Merlot, comentar que en medio de estas nobles viñas se levanta una bella ermita de estilo románico primitivo que data del siglo XI. Finalmente llegamos a los altos de viñedos del Penedés superior, en la finca de Fransola se cultiva la variedad Sauvignon Blanc que produce uno de los vinos blancos de bodega Torres más elegantes. Junto a este viñedo se extiende la finca de Mas Borràs dónde se cultiva la variedad Pinot Noir con la que elaboran un tinto aterciopelado.

El prestigioso vino blanco Milmanda se labora con doradas uvas de Chardonnay que se cultivan en la finca del mismo nombre, en un noble enclave de la historia europea. Se trata del castillo medieval de Milmanda, donde cazaron los emperadores Carlos V y Felipe II. Muy cerca se halla la finca de Grans Murallas, así llamado por la gran muralla construida en el siglo XVI por los monjes del Císter y que se extiende majestuosa por la finca. En esta finca nace otro de los más cotizados vinos tintos, el Grans Murallas. En esta finca, sobre excelentes suelos de piedra y de fina pizarra llamados en Cataluña licorellas, se cultivan las variedades tintas tradicionales y antiguas cepas catalanas que la familia Torres ha ido recuperando desde 1984.

A lo largo de los años, la familia Torres ha adquirido viñedos en diversas denominaciones de origen en España, tales como Toro, Jumilla y el Priorato. También en la Ribera del Duero se alza también la bodega de Fompedraza, donde se elabora el vino tinto Celeste, inspirado en las estrellas que pueden verse desde la bodega en las noches de vendimia. Desde el año 1994 la quinta generación de la familia dirige también la legendaria bodega de Jean Leon situada, en el corazón del Penedès y conocida por la calidad de sus grandes vinos de guarda.

Durante todo el ciclo de floración y desarrollo de la uva, las bodegas Torres vigilan y cuidan minuciosamente los viñedos. En un esfuerzo por recuperar las antiguas tradiciones vitícolas se evita el uso de ciertos productos químicos, como por ejemplo herbicidas e insecticidas. En todas las fincas de Torres, se realiza una vendimia manual y una cuidadosa selección de los racimos. En algunos viñedos apropiados, se utilizan modernas máquinas vendimiadoras que permiten la recolección de las uvas en el momento óptimo de su madurez. En Pacs del Penedès, se encuentra la planta de recepción de vendimias, junto a las modernas instalaciones de elaboración y las cavas subterráneas de crianza. Un conjunto que destaca entre los más modernos del mundo.

Desde la recepción de la vendimia hasta las silenciosas horas de su crianza, el vino sigue un largo y delicado proceso. Antes de pasar a las barricas de crianza, los vinos fermentan en cubas de acero inoxidable para asegurar una vinificación de la máxima calidad. Los técnicos de Torres seleccionan las maderas de roble más apropiadas de los bosques de Francia y de América. Así miles de barricas se reponen cada año para garantizar la crianza del vino en roble nuevo. El envejecimiento se lleva a cabo en más de dos kilómetros de silenciosas oscuras y frescas galerías subterráneas que permiten que los vinos de la familia Torres lleguen a la botella en pleno esplendor vital para poder alcanzar a lo largo de los años el fin de su personalidad.

Se ha dicho que Chile es por su especial situación geográfica, climática y cultural, esta última marcada por la herencia de la viticultura Latina, el paraíso de la viticultura. En 1979 la familia Torres adquirió sus propios viñedos en el valle central de Chile, una zona privilegiada donde no alcanzó la devastación causada por la filoxera en todos los viñedos del mundo. El clima de los viñedos chilenos de Torres, localizados al pie de los volcanes andinos ofrece condiciones excepcionales para el cultivo de las variedades nobles, como el Cabernet Sauvignon y el sauvignon blanc. Con los años las instalaciones de Torres en Chile se han ido ampliando rodeadas hoy por un viñedo de 400 hectáreas. En Miguel Torres España el equipo de Enología trabaja en estrecha colaboración con los enólogos de Miguel Torres Chile, para obtener excelentes vinos que se exportan los mejores mercados internacionales.

Desde que Marimar Torres fue a vivir a California en 1975, siempre había soñado en tener una bodega en esta famosa zona vinícola de los Estados Unidos. A mediados de los ochenta con el apoyo de su padre, inicia una plantación de un viñedo que bautizó como Don Miguel en su honor y crea la bodeega Marimar Estate. Marimar selecciona el Russian River Green Valley para elaborar un Chardonnay y un Pinot Noir que reflejan el carácter de un Pago excepcional de 33 hectáreas. Utilizando la elevada densidad de plantación que su hermano Miguel introdujo en España, la viña se plantó con más de cinco mil cepas por hectáreas, lo que supone más de cuatro veces el marco de plantación tradicional de California. Los rendimientos son muy bajos pero así las uvas desarrollan aromas más intensos, mayor concentración y mejor equilibrio. Además las cepas viven más años y más felices. Desde el principio este proyecto se concibió como una bodega de Pago, dotada del mejor equipo para poder experimentar con las técnicas de vinificación que mejor expresa en la personalidad de nuestra uva. Una propiedad de este tamaño nos permite un riguroso control de calidad, y trabajando íntimamente con el viñedo conseguimos elaborar unos vinos que reflejan el carácter extraordinario de nuestras cepas.

La familia Torres destila, añeja y embotella brandys desde 1928 que son fruto también de esta tradición histórica y cultura. El carácter e inconfundible de los brandys Torres proviene de los vinos que utilizan en su destilación y especialmente de la utilización de los tradicionales alambiques de cobre qué son los únicos que permiten obtener los más nobles aguardientes. El destilado obtenido envejece en barricas de roble francés donde tras una prolongada crianza adquiere su característico color ambarino y su intenso bouquet final.

Para elaborar vinos de calidad que se distinguen por su personalidad hay que realizar una seria tarea de investigación. La firma Torres se siente orgullosa de haber participado activamente en los cambios más positivos que han experimentado la viticultura y enología en los últimos 20 años. Esta investigación va unida a una conciencia de preservación del medio ambiente, eliminando tratamientos de herbicidas y pesticidas, depurando las aguas residuales, colaborando en la protección de los bosques y protegiendo algunas especies animales en peligro de extinción. Su decidida labor de promoción de la cultura del vino, ha llevado a crear los famosos centros culturales de Torres, donde se imparten cursos de enología y cata, reuniendo a los miles de socios que hoy integran el Club Torres. Creando también la fundación con su museo del vino, promoviendo los actos de la histórica cofradía de San Miguel de las viñas y las celebraciones de la Fiesta de la Vendimia de Sitges. También existen las vinotecas Torres, lugar ideal para disfrutar de una excelente gastronomía y poder degustar todos nuestros vinos y brandys.

Fruto de este trabajo son los triunfos obtenidos en tantas cartas internacionales como el otorgado en París al Gran Coronas Etiqueta Negra 1970, que más tarde se repitió en Londres frente a los más cotizados bordelaises. Reconocimientos como el de 1999, donde la revista internacional Wine Spectator reconocía a Miguel Torres como el vino español más apreciado entre sus lectores de todo el mundo. Sin olvidar el brandy Torres 20, que en 1997 y 2006 ha triunfado en el prestigioso concurso internacional Wine and Spirits Competition, premiado como el mejor brandy del mundo.

Los vinos Torres renombrados y apreciados en más de 140 países del mundo, han merecido el reconocimiento internacional de instituciones y personalidades, como lo atestigua la visita de Su Majestad Don Juan Carlos I, rey de España, con motivo de la conmemoración del 125 aniversario de Bodegas Torres.

Información de contacto

  • Dirección Carrer de Miquel Torres i Carbó, 6, 08720 Vilafranca del Penedès, Barcelona
  • Teléfono 938177400
  • Fax 938177444
  • Mail mailadmin@torres.es
  • Web https://www.torres.es

Vinos de Bodegas Torres

64 resultados

64 resultados
39
11
6
4
2
15
12
11
10
6
6
6
5
5
3
3
3
2
2
2
2
2
2
2
1
1
1
1
1
1
32
1
5
5
21
2
2
6
5
1
2
1
1
12
12
11
5
5
3
2
2
2
1
1
1
1